Bufanda a Crochet | Tejer es Terapia

  2 Comentarios
Bufanda a Crochet | Tejer es Terapia

Esta vez realizaremos una bufanda a crochet y a dos agujas para explicar un poquito un procedimiento quirúrgico llamado traqueostomía. Este procedimiento se basa en crear una apertura dentro de la tráquea, a través de una incisión ejecutada en el cuello, y la inserción de un tubo o cánula para facilitar el paso del aire a los pulmones. Su objetivo es restablecer la vía aérea y su adecuada función respiratoria.

La traqueostomía puede ser dividida en dos grupos:

1. Traqueostomía de urgencia.

Es la más realizada y está indicada en las insuficiencias respiratorias agudas altas, como las producidas por:

- Cuerpos extraños laríngeos.
- Edemas de la laringe.
- Edemas de la base de la lengua.
- Epiglotitis.
- Estenosis laríngea o subglótica.
- Malformaciones congénitas.
- Neoplasias laríngeas.
- Parálisis de cuerdas vocales.
- Traumatismos laríngeos.
- Difteria laríngea y otras infecciones agudas.
- Traumatismos craneoencefálicos.

2. Traqueostomía electiva.

Es la que se realiza en forma preventiva cuando se espera, debido a la enfermedad de base, un empeoramiento de la ventilación, entre ellas tenemos las que se hacen en:

- Preoperatorio de grandes intervenciones, neuroquirúrgicas y del cuello.
- Previo a la irradiación del cáncer laríngeo.
- La media o transístmica.
- La inferior o baja.

A diferencia de la traqueostomía percutánea, que suele efectuarse en la unidad de cuidados intensivos, la traqueostomía suele efectuarse en el quirófano, donde se controla satisfactoriamente la ventilación del paciente y se mantiene una técnica aséptica óptima. Se hace una abertura entre los segundo y tercer anillos traqueales. Después de que la tráquea quede expuesta, se inserta una sonda de traqueostomía con un manguito de tamaño adecuado. El manguito es un dispositivo inflable unido a la sonda de traqueostomía, el cual se diseñó para ocluir el espacio entre las paredes de la tráquea y la sonda, de modo que permita una ventilación mecánica efectiva y reduzca el riesgo de aspiración.

La sonda de traqueostomía se fija al cuello del paciente con cintas adhesivas. Es usual que se coloque un cuadro de gasa estéril entre la sonda y la piel, a fin de absorber el drenaje y prevenir infecciones.

CÁNULA DE TRAQUEOSTOMÍA:

Es el artículo de uso médico elaborado con elastómero de silicón grado médico estéril, atóxico, desechable, la superficie del producto que se ponga en contacto con los líquidos administrados, líquidos corporales o tejidos del paciente, no deben contener sustancias que puedan disolverse o provocar reacciones con los mismos. Las partes mínimas que integran la unidad son:

- Tubo de la cánula: sección tubular de plástico grado médico, con la curvatura adecuada para su inserción en la tráquea; ensamblada firmemente en su extremo distal a un adaptador o conector para máquina, con una endocánula y una placa de retención para el cuello flexible o rígida, móvil o fija sobre el límite inferior de dicho conector. La punta del extremo proximal debe ser plana, con bordes uniformemente redondeados, debe tener globo de autorretención cerca de la punta. Debe ser de fácil inserción y manejo con el mínimo traumatismo para el paciente.
- Endocánula: sección tubular de plástico grado médico, que se ajusta perfectamente a la cavidad interior del tubo de la cánula, cuya función es la de facilitar la limpieza de la cánula. La punta de su extremo proximal debe ser plana y sobre su extremo distal debe tener un adaptador con un anillo roscado para su manipuleo.
 
- Guía: estilete de plástico grado médico, con punta especialmente diseñada para facilitar la inserción del tubo de la cánula dentro de la tráquea.

- Balón de neumotaponamiento: balón, integrado cerca de la porción intratraqueal del tubo de la cánula, cuya función es la de conseguir una posición alineada del tubo, asegurando una obturación efectiva entre el tubo y la tráquea, evitando la fuga de aire/presión (en ventilación mecánica) y/o la aspiración de contenido orofaríngeo. Debe estar elaborado con material blando de baja extensibilidad y tener un volumen residual grande, y permanecer insuflado con una presión de entre 20 y 30 cmH2O (esto último debería ser controlado al menos una vez cada 4 horas).0

- Línea de inflado: conducto de forma cilíndrica, por medio del cual se introduce el aire que se requiere para inflar el globo autorretentivo.

- Balón piloto: dispositivo con válvula de cierre incorporado al tubo de inflado que permite regular el volumen de inflado del globo autorretentivo.

- Aletas de sujeción: dispositivo de autorretención de forma aproximada al contorno del cuello del paciente, cuya función es la de asegurar la posición de la cánula. Puede ser fija o móvil.

- Cinta de fijación: cinta de fibra textil, resistente, de textura suave, que no desprenda hilos, ni pelusas; su función es la de sujetar la placa de retención al cuello.

Los cuidados que la enfermería debe realizar antes y durante su realización de la traqueostomía son:

- Posición: decúbito supino con el cuello en hiperextensión, mediante un soporte adecuado bajo los hombros, manteniendo el mentón en la línea media (la cabeza debe quedar más baja que el tórax).

- Realizar desinfección mecánica y química del área quirúrgica (asepsia y antisepsia de la región anterior del cuello hasta la horquilla esternal).

- Suministrar todo el material en el orden que el cirujano lo solicite (material y equipos).

- Mantener el campo estéril. Aunque la Traqueostomía se debe realizar en una sala de quirófano, en ocasiones la urgencia obliga a realizarla en otros lugares, siempre que existan las condiciones mínimas para ello. De cualquier forma independientemente del lugar siempre debemos partir que es un procedimiento quirúrgico y siempre se deben de cumplir los principios de asepsia y antisepsia y las normas de un acto quirúrgico.

- Tener dispuestos todos los elementos necesarios para brindar soporte ventilatorio si fuere necesario y además, fuente de oxígeno, medicamentos y otros elementos necesarios para tratar las complicaciones que se puedan presentar de inmediato.

- Estar presente durante toda la técnica colaborando en la realización de la misma.

- Aspirar las secreciones traqueo-bronquiales.

- Medir signos vitales y valoración física general y constante durante todo el procedimiento, fundamentalmente la función respiratoria, cardiovascular y neurológica.

- Fijar la cánula: Esto se logra colocando una cinta o gasa que en la cánula que luego se pasa y anuda al cuello del enfermo.

- Este sencillo paso es muy importante ya que si la cánula se fija mal esta pudiera salir de su canal y originar una urgencia por perdida de orificio de Traqueostomía, fundamentalmente en las primeras 48 a 72 horas.

- Retirar las gasas de alrededor de la cánula.

- Limpiar la zona con solución salina.

- Preparar un apósito de gasas con estériles. No cortes gasas por la mitad, pues las hebras se pueden introducir en el tejido celular subcutáneo y causar infección.

- Observar la zona de la piel que circunda la traqueotomía.

- Mantener siempre secas las gasas que rodean el estoma.

Las complicaciones pueden surgir a corto o largo plazo en el curso del tratamiento con sonda de traqueostomía, incluso años después de quitarla. Las complicaciones tempranas incluyen hemorragia, neumotórax, embolia gaseosa, aspiración, enfisema subcutáneo o mediastínico, lesión del nervio laríngeo recurrente o penetración de la pared traqueal posterior. Las complicaciones a largo plazo abarcan obstrucción de vías respiratorias por acumulación de secreciones o protrusión del manguito sobre el orificio de la sonda, infección, rotura del tronco arterial braquiocefálico, disfagia, fístula traqueoesofágica, dilatación traqueal o isquemia y necrosis traqueales. Puede desarrollarse estenosis traqueal después de retirar la sonda.

Se han informado varias técnicas para cerrar tales fístulas. Sin embargo, todavía no se ha establecido un procedimiento estándar. A muchas de las personas que pasan por este procedimiento les queda una cicatriz considerable en el centro del cuello por eso muchas deciden taparla para evitar infecciones o que se aprecie. Con el tiempo la cicatriz se irá atenuando pero los primeros meses puede ser bastante aparatoso. Vamos a realizar entonces, una fantástica bufanda sobre todo para estos meses de frío si les ha tocado vivir algo así.

Esta vez vamos a dejar ir la creatividad de cada uno, ya que no os vamos a dar exactamente los pasos a seguir si no que iremos dando tips para que nos expresemos con nuestro ingenio e imaginación.

Material que vamos a necesitar:

- 3 o 4 ovillos de lana sintética la Abuela María de Don Ovillo (dependiendo de lo larga y ancha que vayas a hacer la bufanda y de si lo vas a hacer con doble hilado). El precio es espectacular así que te invito a que te dejes ir y la hagamos de doble hebra y por lo menos de dos metros para que sea un proyecto potente. Los ovillos tienen un peso de 100 gramos y 350 metros aproximadamente así que es un material que cunde muchísimo y no se hace pesado de tejer. De colores, tienes muchísimos para elegir así que escoge el que más te guste.

Los ovillos de lana de la Abuela María son ideales para la confección de prendas y complementos tanto como para adultos, bebes o niños.

Esta lana está diseñada para servir como regulador térmico, por lo tanto está especialmente indicada para la temporada de otoño-invierno así que nos irá de perlas para este proyecto. Sus colores lisos y uniformes ofrecen un sin fin de posibilidades, siendo posible y armoniosa la combinación entre ellos.

- Agujas de tejer del número 8 y gancho de crochet del 6. Como vamos a tejer con doble hebra podemos usar números altos para ir más deprisa y hacerla por lo menos de unos dos metros y que se pueda dar una o dos vueltas a la bufanda alrededor del cuello.

- Aguja lanera para esconder las hebras sobrantes.

- Cinta métrica.

Empezaremos montando 30 puntos en la aguja de tejer. Y seguiremos haciendo vueltas del derecho hasta llegar por lo menos al metro y medio. Si prefieres contar las vueltas para llegar al tamaño ideal también puedes hacerlo en vez de medir con la cinta métrica.



Después, como ya sabéis que soy muy fan de combinar técnicas, cogeremos la aguja de crochet y le haremos a cada extremo unas 15 vueltas de vueltas de punto alto (podéis usar cualquier tipo de punto que os parezca bonito; punto bajo, punto arroz, punto garbanzo, punto abanico,… tenéis video tutoriales en el canal de Youtube) para darle ese toque especial a vuestro proyecto.

Y también lo haremos a lo largo de la bufanda para darle un acabado más adecuado al pattern.

Acabaremos la bufanda enhebrando la aguja lanera y escondiendo toda hebra que nos haya podido quedar suelta para darle más calidad.

¡Y ya podremos usarla y presumir de la belleza que tienen los objetos handmade hechos con nuestras propias manos!

Síguenos en redes sociales:

      

2 Comentarios

    • Avatar
      José luis
      Feb 21, 2021

      Me he quedado \"de piedra\" al leer éste tutorial,Yo me pregunto:¿Qué tiene que ver una Bufanda de una Traqueotomia.?

      Me parece que es mezclar churras con meninas,de verdad que más vale que se cambie de medicación la autora de éste blog,porque me parece impresentable por mucho conocimiento que tenga de ésta técnica.

      De repente pensé que me había entrado un \"VIRUS\",no sé,aún lo dudo.Pésima ésta comparación,así lo pienso sin ofender....

      • Avatar
        Don Ovillo
        Feb 25, 2021

        Sentimos que el artículo no sea de tu agrado. Lo que la autora pretende con estas entradas en mostrar el crochet como terapia a diversas enfermedades o procesos quirúrgicos, así como aprovechar lo tejido para dicha dolencia. Intentaremos mejorar para próximas publicaciones.

Deja tu comentario.

Captcha
Mi lista de deseos Contacte con nosotros
Please login first

Tu carrito

No hay productos en tu carrito